miércoles, 8 de julio de 2009

¡Se sacudió el avispero!

Pocos días después de afirmar que lo de Graciela Ocaña era el único movimiento que iba a sufrir el gabinete nacional, la cada vez más imperturbable Cristina pateó el tablero con tanta delicadeza que casi todas las piezas cayeron en el mismo lugar. La dupla De Vido-Moreno quedó inamovible como si se tratara de Pelé y Coutinho en el Santos de los ’60. El “todoterreno” Aníbal Fernández recibió su premio luego de insinuar que los K (cualquiera de los dos, no vaya a ser que genere celos con alguna preferencia) podrían ser candidatos a presidente en 2011. No es para cualquiera hacer semejantes declaraciones después de los sucesos del 28-J. Amado Boudou, con su esotérica combinación de nombres, va a llevar su magia negra al Ministerio de Economía, que por supuesto seguirá siendo ocupado por Néstor, al menos extraoficialmente. Julio, el ex intendente de La Plata y ex titular de Aerolíneas, se encargará del “ALA K” de la justicia, para dejar a todos contentos. ¿Y quién va a Aerolíneas? Nada menos que Mariano Recalde, hijo del abogado de la CGT, para que Hugo el camionero ponga un pie en el transporte aéreo.
En fin…ya tenemos una idea de lo que significa la “profundización del modelo”. Más que barbijos por la gripe, vamos a necesitar chalecos salvavidas…