lunes, 27 de abril de 2009

La exaltación de la estupidez

Han pasado cinco años y el monstruo que el gobierno K ayudó a criar y desarrollar en Gualeguaychú sigue cortando un puente internacional con argumentos tan valederos y verídicos como que la tierra es plana y es el centro del universo. Claro, faltaba un muerto y ya lo tienen. Walter Maulucci perdió su vida estrellándose en circunstancias poco claras contra un camión que se utilizaba para bloquear la ruta, mientras conducía su moto. Pero claro, a esa absurda “asamblea ambiental” no le puede importar ni ésta tragedia ni ninguna otra mientas no se oponga a sus oscuros intereses. Pueden elaborarse decenas de informes técnicos por parte de entidades especializadas cuyas conclusiones descarten la posibilidad que la pastera Botnia contamine o ponga en riesgo el ecosistema de la región. A ellos sólo les interesa su propia verdad y sólo se rigen por ella. “La lucha continuará más allá de lo que decida el tribunal de La Haya” es la última proclama de los insensatos.
Y no podía ser de otro modo: han hecho de la negación del derecho un estilo de vida. Para ellos todos mienten, no hay entidad, empresa o gobierno alguno que diga la verdad si tiene la osadía de contradecirlos. Han convertido en enemigo al gobernador de la provincia sólo porque éste reconoció la inexistencia de contaminación en el Río Uruguay a causa de las actividades de Botnia. ¿Podemos pretender un país serio mientras se sigan tolerando estos grupos que toman decisiones arbitrarias y sin fundamento alguno, que perjudican notoriamente el turismo, la libre circulación y el poco prestigio que nos queda en las relaciones internacionales?
La sociedad argentina está enferma, y por el momento no reconoce que lo está. Cuando se dé cuenta, puede llegar a ser tarde y la ausencia del Estado y la proliferación de grupos que hagan y deshagan en absoluta contradicción con la ley y la ética, puede general el punto de partida hacia una completa disolución.

miércoles, 22 de abril de 2009

Se extiende el aguante

A la ya clásica afirmación de la presi acerca de su supuesto “aguante” (click aquí para escucharla) habrá que agregar ahora el inestimable apoyo de las barras de River y Boca que, para sorpresa de muchos, coincidieron en el último clásico desplegando sendas banderas alusivas al grupo Clarín, y no para alabarlo precisamente. Esto es lo que necesitábamos los argentinos, señores. Un gobierno con aguante, no vigilante, al decir de los intrépidos muchachos de la tribuna. Y la guerra sin cuartel contra Clarín va tomando color. Rojo, blanco, azul y oro. ¿Qué son mentiras? Imposible…si lo desmiente nuestro amigo el ministro Aníbal (clic aquí para ver la nota), no podemos pensar en otra cosa que en confirmarlo.

viernes, 17 de abril de 2009

Gravedad institucional

La epidemia de dengue que en un principio afectó al norte argentino (especialmente a la provincia del Chaco) se ha extendido peligrosamente hacia sectores de gran concentración urbana, como la ciudad y la provincia de Buenos Aires. La cantidad de casos detectados, algunos fatales, justificaba plenamente la acción de decretar el estado de emergencia sanitaria, para volcar todos los recursos disponibles al combate del vector y a la asistencia adecuada a los infectados. Pero esto es Argentina, ¿vió? Y aquí nada puede asombrar. Tampoco el hecho de que el presidente de un partido político, que ejerce la real presidencia de la Nación mientras la ciudadana elegida para tal cargo pasea por el mundo y dice tonterías, haga un “llamadito” a uno de sus más leales hombres en el Parlamento para “parar” la declaración de emergencia. Miguel Angel Pichetto, que de él se trata, argumentó que “no hay que poner al país en el mapa rojo del mundo”. Claro, porque los demás son tontos y hasta ahora nadie se enteró de lo que pasa, ¿no es cierto, señor senador?
Mientras tanto, algunos funcionarios se dedican afanosamente a minimizar el problema. El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, declaró que en tres distritos bonaerenses se detectaron casos autóctonos, aunque aclaró que "familiares" de dos de esos afectados estuvieron en "zonas endémicas" como Bolivia y Santa Fe y pudieron por ende haberles transmitido el virus. ¿Transmitírselo? Se sabe que el virus no se transmite de persona a persona con excepción de la transfusión de sangre, muy improbable en estos casos…entonces, ¿De qué estamos hablando?
Creo que además del Aedes Aegypti, hay otro mosquito que combatir, que viene del sur y que se alimenta con la sangre de las instituciones, portando el virus del autoritarismo.
Para examinarlo pueden hacer click acá.

miércoles, 15 de abril de 2009

¿Cristina no es de este mundo?

No…no me he vuelto oficialista ni pretendo adular a la presi (Dios me libre). Solamente que a veces las declaraciones de la primera mandataria hacen pensar mucho…mucho más de lo que deberían. Parece que la teoría de Brian Weiss, el autor de “Muchas vidas, muchos maestros” empieza a tomar forma real. Y si no, fíjense en este extracto del discurso de Cristina en Rusia, flanqueada por el presidente Dimitri Medvedev, que salió de allí pensando en despedir al traductor por ineficiencia. ¿A qué otro mundo se refería la presi? Para ver el vídeo hacer click acá. Pero por favor, por respeto a la investidura presidencial, queda prohibido proferir risas con más de 80 decibeles de intensidad sonora.

lunes, 13 de abril de 2009

Scioli, el dicharachero

El ex vicepresidente de la nación, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires y…¿futuro diputado? Daniel Scioli, es un auténtico escudero de los Kirchner, pese a que en tiempos del Dr.K en la Casa Rosada era tratado casi como un felpudo. Político de buena imagen, serio y responsable, dicen algunos, es la carta K que sumaría los votos necesarios para escapar a una catástrofe electoral de proporciones. Eso sí, mejor que no intente convencer al electorado explicando sus intenciones, porque podría tener algún resultado inesperado. Fíjense en el siguiente video con qué soltura y verborragia intenta responder (al menos eso creo) a la pregunta puntual de un periodista, en tiempos de su función de vicepresidente:





jueves, 9 de abril de 2009

El país del vale todo

En estos días circulan todo tipo de versiones acerca de las candidaturas del Frente para la Victoria (Electoral); si esta agrupación política no reconoce escrúpulos a la hora de “arañar” un puñado de votos, mucho menos los tendrá esgrimiendo el mal antecedente del PRO y Gabriela Michetti como candidata a diputada por la Capital mientras ejerce la función de vicejefa de gobierno. Es evidente que a Néstor Kirchner no le dan los números en la provincia de Buenos Aires como para arriesgar una candidatura que de por sí es polémica por su dudoso sustento legal. Entonces, como al pasar, lanzó al aire su preferencia por Daniel Scioli, que tiene unos puntitos más de imagen positiva, y el efecto no se hizo esperar: un nutrido coro de adulones dio el visto bueno y fue más allá, especulando con la postulación de intendentes del conurbano representando a la misma lista. A simple vista aparece como una maniobra irregular, y resulta mucho más repulsiva si uno piensa lo que está detrás de esto: una auténtica estafa al electorado, proponiendo candidatos que, luego de ser elegidos, no asumirán su banca para dejar su lugar a los suplentes respectivos que, por supuesto, nadie tuvo en cuenta. ¿Por qué pensar en semejante despropósito? Simplemente porque ya hay un antecedente: Alicia Kirchner fue elegida senadora por Santa Cruz en la lista del FPV pero nunca asumió su cargo, siguiendo al frente del Ministerio de (in)Acción Social. Si lo hicieron una vez y no pasó nada, ¿por qué no lo habrían de intentar nuevamente?
Por el momento esto es solamente una especulación que esperamos no se concrete, ya que conlleva una gravedad institucional muy preocupante. De todos modos, sería conveniente que, luego de las elecciones, algún legislador tome cartas en el asunto y proponga una reforma del Código Electoral Nacional para evitar esta forma solapada de fraude. Los que anhelamos un sistema republicano honesto y transparente, estaremos muy agradecidos.

miércoles, 8 de abril de 2009

¿Micrófono inteligente?

La automatización en nuestro tiempo ha llegado a límites impensables décadas atrás. Con la primer computadora personal nos asombramos, y recientemente aparecieron métodos para guiar el puntero del “mouse” sólo con el pensamiento. Bueno, ahora parece que los ingleses han inventado un micrófono inteligente capaz de detectar discursos nocivos y dejar de funcionar a tiempo antes que el daño a los indefensos escuchas sea irreversible.
¿O fue una argucia de nuestra presidente para despuntar su conocido vicio de toquetear los micrófonos? Fíjense en este video de dos minutos y saquen sus propias conclusiones. Eso sí, no se pierdan la reflexión final de la protagonista. Vale la pena el sacrificio.

lunes, 6 de abril de 2009

Las perlitas de Cristina IV

Continuando con esta saga nada apasionante y algo abandonada (la última entrega había sido el 29/12/08) por razones no imputables a la protagonista, que siempre está presta a aportarnos algún tipo de material, les damos quizá la última perlita del enorme collar que resultó ser esa cumbre del G-20 en Londres, al menos para nuestra bienamada presi. No acallados aún los ecos del “Olé” de Barack Obama que la tuvo como protagonista exclusiva, nuestra heroína volvió a hacer de las suyas. Interrogada por los periodistas acerca de su encuentro con el presidente estadounidense y su esposa Michelle, Cristina disparó: “Me sorprendió su calidez y su interés por conocerme a mí” (…..).
En medio de su tertulia con los medios, a un reportero se le agotaron las pilas de su grabador y se propuso cambiarlas. Cristina, ávida de protagonismo en cualquier situación, no tardó en intervenir y le dijo: “Te espero. Para que veas qué buena que soy con la libertad de prensa” (…..)
Al final, otro periodista le preguntó sobre su encuentro con la reina Isabel II en el Palacio de Buckingham, a lo que respondió secamente “fue un encuentro”, retirándose luego con su mejor sonrisa.
Si Groucho viviera, seguramente diría: “Paren el mundo que me bajo”.

domingo, 5 de abril de 2009

Alfonsín y su póstumo mensaje

No, no me refiero a uno que haya pronunciado en vida. La desaparición física del ex presidente radical parece haber sacado a flote ciertos valores que una buena parte de la población siente despreciados por los actuales gobernantes, y su figura pasó a enarbolarse como la bandera de la libertad y de la democracia. Su condición de píonero después de un largo período de oscurantismo influye, pero también lo hace su estilo de conducción frente a problemas institucionales que lo pusieron en jaque más de una vez.
¿Somos los argentinos amantes de la democracia? Si entendemos “democracia” como sinónimo de “democracia liberal”, donde rige el pleno respeto de los derechos civiles, sociales y políticos, más allá de dónde esté el eje del poder, todo parece indicar que no.
Porque si usamos el estricto concepto aristotélico, “democracia” también habría en países como China y Cuba. ¿Cuál es el concepto que nos agrada a nosotros?
Dos imágenes en el recuerdo, ambas de 1983, nos aclaran un poco la cuestión: una, la del entonces candidato de la UCR terminando sus discursos con el Preámbulo de la Constitución de 1853, de espíritu liberal y hecha por liberales. Otra, la del candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el justicialismo, Herminio Iglesias, quemando públicamente un ataúd con los colores y escudo del principal partido opositor.
Este escenario tuvo un efecto inmediato en la población, que se movilizó dos días después para que la cordura reinase durante los años que se avecinaban. Pero el país siguió dividido, tal como lo está ahora, entre aquellos que tienen como estilo la confrontación permanente y la humillación del “enemigo”, y aquellos que no vacilan en arriesgar un poco de bienestar inmediato en pos de lograr el bienestar general y mediato, que no es otra cosa que vivir en libertad y en el pleno respeto por las leyes y la convivencia pacífica. ¿Estará el pueblo en condiciones de volver a movilizarse siguiendo el sendero que marcaron las exequias de Raúl Alfonsín? Hay mucha gente que se queja, pero cabe recordar que las últimas elecciones presidenciales nos indicaron un porcentaje bajísimo en la participación popular, inédito en el país desde que no hay proscripción de partido político alguno. Esto favorece, sin dudas, a la continuidad del modelo confrontativo. Quizá el ejemplo de aquella gente ganando la calle para despedir a un líder que no se caracterizó por hacernos nadar en dinero sino por enseñarnos los valores más altos de la forma republicana de gobierno, pueda servir para retomar la senda correcta.
Sería el último mensaje del viejo presidente, nunca pronunciado en voz alta pero mejor entendido que nunca.

viernes, 3 de abril de 2009

¿La presi se entregó a la cerveza?

No hace mucho tiempo Cristina fue muy criticada (¿Qué raro, no?) por haber comparado al presidente de los Estados Unidos Barack Obama con Perón, o haber sugerido que aquél podría haberse interesado por su pensamiento. Bueno, creo que hemos descubierto que tal especulación no era correcta. Parece que de tanto viajar a Brasil, tanto MERCOSUR y tanto paisaje donde no da ganas de trabajar, la primera mandataria ha quedado presa de las tentaciones de Baco. Fue simplemente un lapsus en su discurso, un…”OHH…BRAHMA” que salió de su subconsciente…¿No me creen? Hagan click acá.