lunes, 29 de diciembre de 2008

Las perlitas de Cristina III

En primer lugar quiero pedir disculpas por haber abandonado este blog por un tiempo. Es que la crisis no solamente afecta a los gobiernos, y cuando se calman un poco las crisis gubernamentales, los bloggers no sabemos muy bien qué escribir...o a quién pegarle primero.
Esto, que pretende ser una continuación de la entrada anterior, refiere a las tantas proezas con las que nuestra vocera presidencial (perdón, presidenta) nos tiene ya acostumbrados. Se me había pasado, pero gracias a la amiga Mariana Verón del diario La Nación pude rescatarlo. Al ya celebérrimo incidente del "hache dos cero" que cité en alguno que otro foro no vale la pena referirse ahora. Pero no pude sino soltar una carcajada cuando me enteré que en su estadía en Argelia, país cuya población es en proporción de 99% musulmana sunnita, propuso un "brindis" (se sabe que el islam prohíbe el consumo de alcohol, y brindar con jugo de naranjas no es muy diplomático ni razonable que digamos).
Otra de antología tuvo lugar en Rusia, cuando pidió disculpas por haber usado la palabra "revolución", en referencia a la construcción de un gasoducto. Dijo allí "Esto es una revolución... bueno, con perdón de la palabra revolución. Han tenido alguna experiencia los rusos en las revoluciones". Sinceramente, hubiera pagado unos cuantos rublos de más para ver la cara de Medvedev y los demás rusos presentes.
En fin...nos queda tomarlo con humor y pensar que si esto sigue por mucho tiempo tendremos de qué escribir. Mientras, tratamos de ver qué pasa en otras latitudes para consolarnos si vemos algo similar, para no quedar como los únicos...bueno, pongan ustedes el adjetivo.
Este blog promete volver con fuerza en 2009. Por ahora, me queda desearles muy FELIZ AÑO NUEVO.